Sector SP-3 Cortijo de Mena – Benalmádena (Málaga)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Propuesta de mejora para el mantenimiento de áreas ajardinadas.

D.J.P.y E. Mediterraneum, S.L. | Asistencia GCMP | Fecha junio 2012

||| El sector SP-3 Cortijo de Mena es uno de los ámbitos poligonales que ha completado la urbanización entre el conglomerado urbana Arroyo de la Miel-Benalmádena Costa y la gran pieza turística Torrequebrada-Urbanización Domicilia (Hotel+Casino+Golf). Se encaja –por tanto- en uno de los principales focos de actividad turística del litoral mediterráneo español.

Desde la conexión directa a la Avenida Antonio Machado (N-340) – arteria clave en la articulación turística de la Costa del Sol-, el sector SP-3 Cortijo de Mena se ordena a través de un sinuoso mallado adaptado a la topografía, soportando un tejido de vivienda unifamiliar aislada con incrementos de intensidad en varias parcelas de gran tamaño (condominios, apartamentos, equipamientos…). En este sentido, constituye una pieza de ‘urbanización’, entendida como una deturpación -en clave local- de los modelos de ciudad jardín. El espacio libre público aparece relegado a posiciones residuales frente a la prevalencia en localización y extensión del privado; o bien asociado a elementos de vialidad como calles e intersecciones.

El anteproyecto está condicionado por limitaciones presupuestarias relativamente asumibles, pero que alertan de la sostenibilidad del mantenimiento y uso del espacio comunitario de la ‘urbanización’. Desde el mantenimiento se propone la reducción de los consumos a través de la introducción de especies climácicas o naturalizadas, procediendo al remozado de la vegetación moribunda o dañada y al traslado de pies sanos a zonas de mejor aptitud.

La mejora –desde un punto de vista integral- se desarrolla en la parcela –‘zona’- de espacio libre, una parcela situada en una hondonada sin vistas, prácticamente cercada por cordones de vivienda. Su mantenimiento es deficiente y de la plantación original se mantiene una escasa proporción de los árboles sobre cubierta continua de césped. La propuesta plantea su conversión en un espacio multiusos (zona de juegos, merendero, estanque, mirador, zona de máquinas, ‘pista roja’,…) y la introducción de nueva vegetación. El espacio –por tanto- se fragmenta, incorporando una vegetación estratificada y adaptada al ciclo anual del entorno. Se pretende superar la solución existente –cespitosa+árbol-, ampliándola a cespitosa (sensiblemente reducida)+herbácea climácica+arbustiva climácica+árbol en el marco de un diseño que optimice la localización de usos y plantas.